Cierres metálicos y tipos

Si quieres conocer los distintos tipos de cierres metálicos disponibles en el mercado actualmente, en este post los conocerás todos. Y es que hemos realizado un listado de forma resumida para dártelos a conocer. Confiamos en que, tras la lectura, podrás elegir sin problemas el cierre metálico ideal para tu negocio.

¿Qué es exactamente un cierre metálico?

Es una cortina de metal que nos permite cerrar nuestro negocio y protegerlo ante los posibles ataques de los ladrones. Existe, dentro de este tipo de persianas, una amplia gama de modelos diferentes entre los que podrás elegir el que más se adapte a tus necesidades. Sigue leyendo:

Cierres enrollables

Este sistema de cierre es realmente sencillo. Se enrolla como una persiana cuando abrimos el cierre y a la hora de cerrar, se desenrolla quedando cubierto y protegido el espacio que permite acceder al negocio.

Cierres automáticos

Este cierre metálico es igual que el enrollable, con la diferencia de que la apertura se realiza de forma automática en lugar de manual.

En realidad la seguridad es la misma. La diferencia está en la comidad que presenta este frente al enrollable. Tan solo tendrás que pulsar un botón para abrirla, introducir la llave o usar el mando a distancia; el cierre se abrirá o cerrará por sí solo. Si sufres dolores de espalda o molestias similares, este cierre será excelente para ti.

Cierres de aluminio

Este modelo es igual que el cierre enrollable, la diferencia está en el material, este está hecho de aluminio.

Cierres ciegos

Con este tipo de cierre impedirás que se vea lo que hay en el interior del negocio a proteger. Es ideal para negocios sin escaparate, para aquellos que no necesitan que los clientes vean lo que se vende allí. También en este caso, este tipo de cierre podrá ser manual o automático. Evidentemente, el precio del automático será algo más elevado, aunque estarás invirtiendo en comodidad. Tú decides finalmente si eliges uno u otro.

Cierres de concha

Este cierre está compuesto de diferentes barras, tanto de distintos de grosores como de diseño. Las uniones se hacen a través de grapas de aluminio muy resistentes. Este tipo de cierre sí permite que se divise desde fuera lo que hay en el interior.

Cierres de lama plana

Se trata de un cierre metálico enrollable. Este modelo está caracterizado por haber ha sido fabricado con piezas de aluminio de extrusión y, además, por contar con un tubo de acero, usado como ensamblaje.

A su vez, dentro de este modelo podemos distinguir los cierres de pletina plana cruzada, simple o pletina plana doble, siendo la última, probablemente, la más segura de todas ellas.

Cierres micro perforados

Este modelo es bastante parecido a los cierres ciegos. Son muy seguros, pero la diferencia está en que con este tipo de cierre sí hay visibilidad, desde dentro y desde fuera del negocio. Es bastante usado por muchos negocios que querían mejorar la seguridad del mismo.

Cierres troleados

Ofrecen una buena visibilidad del negocio, esa es su máxima, pero sin olvidar en ningún momento la seguridad. Sus amplios grosores y dimensiones hacen que sea un cierre realmente resistente. Este modelo, sin duda, te ofrece la seguridad y la resistencia que estás buscando.

Cierres de tijera

Es ideal para aquellos que quieran que se vea lo que hay en el interior del negocio.

La apertura puede ser lateral o central, pero también es posible adquirir el modelo de giro, cuyo cierre ocupará el menor espacio posible. Genial para aquellos que busquen un cierre que ocupe poco espacio una vez abierto.

Cierres de acero inoxidable

Hablamos de un modelo tradicional. La diferencia es el material del que ha sido fabricado, en este caso, acero inoxidable. A la hora de elegir, presta atención al grosor para saber si será resistente a la presión o no.

Cierres galvanizados

Lo que diferencia a este cierre del cierre convencional es que este ha sido fabricado con pintura galvanizada.

¿En qué fijarme para comprar un cierre metalizado?

Es muy importante que la medida de la persiana coincida con la medida del negocio. Por esto, es interesante contratar a un cerrajero profesional que coja las medidas de forma exacta y profesional y te instale el cierre metálico adecuado.

También importante es elegir bien la variedad de cierre. Evidentemente, si quieres que tus productos sean expuestos al público, no debes optar por un cierre ciego, ya que impedirás que tus productos se vean y sean comprados cuando tu negocio esté abierto.

El material y el grosor del cierre son fundamentales a la hora de la elección. Piensa en la seguridad de tu negocio, a veces merece la pena gastar un poco más, ten en cuenta que estás invirtiendo en la seguridad de tu negocio.

Solicita presupuesto y contrata a un verdadero profesional, ya sabes que con la seguridad no se debe jugar.